Daddy Yankee hace una aparición pública para compartir su experiencia personal luego de su retiro de la industria musical, ofreciendo su testimonio de vida.

Raymond Ayala, conocido artísticamente como Daddy Yankee y retirado artista puertorriqueño, hizo su primera aparición pública desde su retiro en una iglesia en Puerto Rico el pasado domingo. En este evento, compartió su testimonio de vida después de anunciar su conversión al cristianismo en diciembre pasado.

En la iglesia ‘Refugiados en su Presencia’ en Las Piedras, en el este de la isla, Ayala, de 47 años, reconoció ante la congregación que el orgullo fue lo que lo alejó de Dios durante su extensa carrera artística de más de tres décadas.

«Podría estar en una gira ganando millones de dólares en este momento, pero estoy aquí sin costo alguno y experimento una alegría que el mundo no puede brindarme», expresó Daddy Yankee en su testimonio, compartido a través de un video por el influenciador Maikibackstage en sus redes sociales.

El reguetonero, apodado ‘El máximo líder’, señaló que le llevó veinte años regresar a ese punto, reconociendo que fue el orgullo el factor que lo distanció de su conexión con Dios. En sus palabras, destacó la importancia de reconocer la debilidad humana y cómo la humildad, impulsada por el Espíritu Santo, es la base de la justicia.

La decisión de Daddy Yankee de retirarse del mundo del espectáculo llegó a principios de diciembre durante su quinto concierto ‘La Meta’ en el Coliseo de Puerto Rico en San Juan. Allí, ante miles de fanáticos, anunció el fin de su carrera artística y el inicio de una nueva etapa dedicada a vivir su vida en servicio a Cristo, enfatizando la diferencia entre una vida de éxito y una vida con propósito.

Raymond Ayala, conocido artísticamente como Daddy Yankee y retirado artista puertorriqueño, hizo su primera aparición pública desde su retiro en una iglesia en Puerto Rico el pasado domingo. En este evento, compartió su testimonio de vida después de anunciar su conversión al cristianismo en diciembre pasado.

En la iglesia ‘Refugiados en su Presencia’ en Las Piedras, en el este de la isla, Ayala, de 47 años, reconoció ante la congregación que el orgullo fue lo que lo alejó de Dios durante su extensa carrera artística de más de tres décadas.

«Podría estar en una gira ganando millones de dólares en este momento, pero estoy aquí sin costo alguno y experimento una alegría que el mundo no puede brindarme», expresó Daddy Yankee en su testimonio, compartido a través de un video por el influenciador Maikibackstage en sus redes sociales.

El reguetonero, apodado ‘El máximo líder’, señaló que le llevó veinte años regresar a ese punto, reconociendo que fue el orgullo el factor que lo distanció de su conexión con Dios. En sus palabras, destacó la importancia de reconocer la debilidad humana y cómo la humildad, impulsada por el Espíritu Santo, es la base de la justicia.

La decisión de Daddy Yankee de retirarse del mundo del espectáculo llegó a principios de diciembre durante su quinto concierto ‘La Meta’ en el Coliseo de Puerto Rico en San Juan. Allí, ante miles de fanáticos, anunció el fin de su carrera artística y el inicio de una nueva etapa dedicada a vivir su vida en servicio a Cristo, enfatizando la diferencia entre una vida de éxito y una vida con propósito.