El comportamiento de Madonna en su concierto en Sacramento evade el escrutinio público.

El incidente fue captado en video y circula en varias plataformas de redes sociales.

El reciente concierto de Madonna en Sacramento ha suscitado conversaciones entre los asistentes y usuarios de las redes sociales, pero esta vez no se debió a contratiempos ni retrasos en el escenario. Más bien, fue por el polémico comportamiento exhibido por la autoproclamada “Reina del Pop” hacia sus fans.

Durante la noche del 24 de febrero, la cantante de “Like a Virgin” subió al escenario del Centro Golden 1 de la ciudad. Si bien inicialmente el programa pareció desarrollarse según lo planeado, las cosas dieron un giro sorprendente a mitad de camino. Se vio a Madonna bebiendo una cerveza, escupiendo al público en las primeras filas y vaciando el contenido de la botella sobre ellos.

Las imágenes de vídeo del incidente se difundieron rápidamente en varias plataformas, provocando intensas críticas dirigidas a la cantante, y algunos incluso le pidieron que abandonara el escenario. Comentarios que expresaban decepción y desaprobación inundaron las redes sociales, con comentarios como «Ella debería saber cuándo retirarse con dignidad», «Madonna siempre ha carecido de clase» y «Su comportamiento es inaceptable», entre ellos.

Sin embargo, no todos condenaron sus acciones. Algunas personas señalaron que Madonna ha sido asociada durante mucho tiempo con la irreverencia y la controversia, sugiriendo que su comportamiento durante las actuaciones no es nada nuevo. Declaraciones como «Esto es típico de Madonna», «¿Qué esperaba la gente de ella? Es parte de su personalidad» y «Madonna nunca ha sido conocida por ser modesta» se hicieron en defensa de la cantante.

Hasta el momento, Madonna y su equipo no han abordado el incidente. Esta polémica no es un incidente aislado durante su «Celebration Tour», ya que actualmente enfrenta una demanda colectiva por los prolongados retrasos en sus conciertos en Nueva York.

A pesar de la reacción negativa, la gira de Madonna continúa, con próximos shows programados en San Francisco, y se presentará en el Palacio de los Deportes en la Ciudad de México en abril.